Elecciones Autonómicas y #SpanishRevolution. En fin, #SpanishElection

Durante estos días, podemos decir sin que suene mal, que estamos de resaca. Hemos dejado atrás dos semanas de campañas políticas, donde nos hemos encontrado con todos ellos en los periódicos, en las calles y en las redes sociales.

Aunque no quisiésemos, estábamos recibiendo continuos mensajes electorales, donde los diferentes partidos exponían sus preocupaciones por los ciudadanos y sus discrepancias con sus opositores. Pero eso no fue todo. Los políticos han hecho un esfuerzo tremendo por llamar la atención y generar noticias suficientemente interesantes de forma que los medios de comunicación (radio, prensa y televisión principalmente) se hicieran eco de sus acciones y comunicados. Como si de una carrera se tratase intentaban ocupar más espacio que sus competidores en los periódicos. Y justo en la recta final, donde se hace el esfuerzo más grande porque saben que la carrera ya acaba y que después ya no tiene efecto lo que hagan, aparece un nuevo personaje electo. Si, hablamos del ciudadano indignado.

Tras una manifestación el 15 de mayo (#15M), al que inicialmente los partidos no le prestaron demasiada atención pensando que era algo pasajero; de repente, se encontraron con una auténtica revolución. La revolución en la que los ciudadanos indignados en tan sólo unos días les robaban el protagonismo en los medios de comunicación a la par que le quitaban o movían aquellos votos que tanto les había costado alcanzar.

Y llegan los resultados: Incremento importante de los votos en blanco, nulos y abstenciones, pérdida generalizada del PSOE en casi toda España y el PP se alza como partido líder.

¿Y ahora que? Los políticos vuelven a ocupar las portadas de los periódicos y los acampados decidirán si continúan durante el fin de semana, así que como en una película estamos a la espera de saltar bien por miedo, alegría o indignación.

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes